Santa Cruz de la Sierra
15 Septiembre 2017

Dado que el hombre no posee hueso en el pene, surge el interrogante: ¿puede romperse durante el acto sexual? La respuesta es afirmativa. La lesión, conocida como fractura del pene, ocurre durante las relaciones sexuales, producto de una erección firme y un mal movimiento.

"La fractura de pene es una lesión que provoca la ruptura de la túnica albugínea, la cual envuelve los cuerpos cavernosos del pene. Lo más frecuente es que este tipo de traumas se produzca con el pene erecto durante el acto sexual", explicó el médico psiquiatra y sexólogo Walter Ghedin.

Hace algunos años, una investigación publicada en la revista Advances in Urology determinó que la postura sexual más peligrosa para los hombres es aquella donde la mujer cabalga sobre él, conocida como la vaquera o cowgirl. Al parecer, esta teoría es un error.

Un nuevo estudio, publicado en el International Journal of Impotence Research, ha rebatido esta idea bien establecida, sobre la que incluso suelen advertir los médicos. Los investigadores especulan que cuando el hombre penetra por detrás, al estilo "perrito", al utilizar demasiada fuerza en sus empujes, puede perjudicarse.

Los científicos analizaron las experiencias de 90 pacientes, de entre 18 y 66 años, que habían sufrido esta lesión al menos una vez en sus vidas y descubrieron que un 77% de los casos sucedió durante el acto sexual, por lo que decidieron preguntarles en qué posición lo estaban haciendo cuando se produjo la fractura.

Encontraron que en esta posición, una de las posiciones más antiguas y más utilizadas en la intimidad, la fusión de la comodidad y el placer puede implicar un riesgo mayor, debido a la intensidad del acto.

"Los hombres suelen utilizar mucha fuerza en cada movimiento, lo que puede terminar mal. En el peor de los casos, si el pene se desliza fuera de la vagina y golpea contra el periné o la sínfisis del pubis (dos superficies óseas duras), puede ocasionar un trauma doloroso", explicó el doctor Barros, autor del estudio.

El momento viene acompañado por un dolor intenso, seguido de hinchazón y deformidad del miembro, así como la presencia de un hematoma interior y exterior. El tratamiento inicial consiste en aplicar hielo, y en la utilización de analgésicos y antiinflamatorios, aunque la mayoría de los pacientes necesitan una cirugía para reparar la túnica albugínea.

El podio de las "poses peligrosas" lo completan el misionero (él arriba, ella abajo, ambos de frente); y la cowgirl, donde la mujer se ubica encima del hombre.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: vice.com

13 Septiembre 2017

Parecería mentira, pero es real: algunas personas no pueden orinar en los baños fuera de su casa, debido a que esto les  genera temor, vergüenza y ansiedad.

Hablamos de la paruresis, más conocida popularmente como el síndrome de la vejiga tímida o retención urinaria psicogénica, que consiste en un tipo de fobia o trastorno social en el que la persona que la padece es incapaz de orinar en un baño público al sentir que podría ser observada por otros de forma real o no.

El término paruresis se dio a conocer por primera vez en la década de los 50 por G. W. Williams y E. T. Degenhardt , como resultado de una encuesta efectuada a 1,419 estudiantes, en la que descubrieron que el 14.4% de estos había experimentado dificultades de micción de forma puntual o continua en los baños de sus establecimientos de estudio.

“[La paruresis] es un desorden emocional que no tiene que ver nada con la timidez, sino que está relacionado con la ansiedad”, dice la psicóloga Rebecca Peterson, con practica en Sherman Oaks, California. “El gran problema que tienen las personas paruréticas es que cuando van a orinar en un baño público les entra la ansiedad de que van a ser escuchadas o juzgadas y, entonces, ante el estrés psíquico de inmediato se crea una tensión en los esfínteres que les dificulta o imposibilita del todo la micción”, agrega la psicóloga, especializada en terapias para tratar problemas emocionales  y de comportamiento en niños, adultos, parejas y familias.

Al igual que otros problemas de salud mental, la gravedad de la paruresis varía de persona a persona, dice por su parte el Dr. Luis Sandoval, especializado en  psiquiatría y vinculado a Kaiser Permanente en Santa Ana, California.

“En los casos leves, se da como un evento ocasional bajo ciertas circunstancias. Como sería el caso de no poder orinar en un baño público de un concierto o evento deportivo a sabiendas de que hay una gran línea de personas afuera a la espera de poner ingresar. Mientras que en los casos severos, la persona se limita de salir porque solo puede orinar en los baños de su casa o hasta se niega a tener parejas ante la idea de poder ser escuchada por otro mientras ejecuta la normal necesidad fisiológica”, detalla el psiquiatra.

Su incidencia

No se sabe a ciencia cierta cuántas personas sufren paruresis, debido a que muchas no buscan un tratamiento para ella. Sin embargo, recientes estudios de la Asociación Internacional de Paruresis (IPA) señalan  que 21 millones de estadounidenses y 220 millones de individuos a nivel mundial encaran este tipo de trastorno de ansiedad social, considerada como la segunda fobia social más común después del temor a hablar en público.

Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que afecta más a los hombres que a las mujeres y que, por lo general, se manifiesta durante la pubertad sin que su presencia este excluida en la infancia.

Las causas

Entre las causas más comunes de este síndrome se encuentra el haber sufrido un trauma infantil vinculado a una situación producida en un baño público. Por ejemplo, niños que fueron acosados o maltratados o en personas que sufrieron un abuso sexual.

“También lo hemos visto en personas con problemas de autoestima acerca de su propia anatomía”, especifica el Dr. Sandoval.

Cómo tratarla

De acuerdo con el psiquiatra el tratamiento puede incluir:

 Técnicas de relajación. Enfocadas en aprender una serie de estrategias que ayudan a reducir la ansiedad de la micción fuera de casa.

  Psicoterapia. Consejería que le ayuda al paciente a lidiar con el aquí y ahora y les enseña a resolver problemas.

  Terapia cognitivo-conductual. Con esta se va cambiando la forma de pensar y comportarse.

 Terapia de exposición graduada. Que consiste en un programa paso a paso que implica deliberadamente tratar de orinar en lugares cada vez más difíciles.

La importancia del tratamiento

Sin tratamiento, la paruresis puede afectar la salud física del individuo, ya que “el aguantarse la orina durante demasiado tiempo aumenta el riesgo de infección del tracto urinario, así como un debilitamiento de los músculos del suelo pélvico utilizados para orinar”.

También puede resultar en la formación de cálculos (piedras) renales, cálculos en los conductos salivales o cálculos biliares debido a la limitación de la ingesta de líquidos.

Además, puede afectar la vida personal, social y profesional de una persona. “Es posible que le resulte difícil estar lejos de casa, limitando así sus interacciones sociales. Hay personas con esta condición que evitan fiestas, reuniones familiares viajes o cualquier evento que los obligue a estar fuera de casa por un periodo extendido de tiempo. Incluso puede limitar su elección de puestos de trabajo”, concluye el Dr. Sandoval.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: paratimujer.us

12 Septiembre 2017

Pasamos mucho tiempo de nuestras vidas en el trabajo, junto a otros compañeros, jefes y clientes. A veces tenemos la sensación de que nuestras relaciones laborales son más una tortura que una celebración.

El mundo laboral es conocido por sus conflictos, derivados de la interacción entre los seres humanos. ¿Hacemos algo por evitarlo? Por lo menos sabemos qué sucede, ahora faltan las soluciones. Una encuesta entre más de 1.400 ejecutivos y empleados, realizada por la compañía Fierce Inc., asegura que el 99 por ciento prefiere un lugar de trabajo donde los compañeros debatan las cuestiones con veracidad.

Según la misma investigación, el 70 por ciento cree que la falta de franqueza afecta a la capacidad de la empresa para funcionar de manera óptima. Y es que cuando los empleados son apoyados para decir la verdad, sin repercusiones, los pequeños problemas se pueden identificar desde el principio y los gerentes obtienen la información necesaria para tomar decisiones óptimas. Esta situación se puede extrapolar del mismo modo a cualquier aspecto de nuestras vidas.

Otro estudio, realizado por la Corporate Executive Board, reveló que las compañías que alientan la retroalimentación sincera y promueven la comunicación abierta, obtienen un beneficio superior al 270% en 10 años.

En la industria de la aviación, por ejemplo, existe la denominada “cultura justa”, para facilitar el intercambio de información entre jefes y empleados. Pero, ¿qué es exactamente la cultura justa, en un sector donde lo primero es la seguridad?

Según Eurocontrol es una filosofía de trabajo en la que “no se castiga” a los empleados por sus “acciones, omisiones o decisiones”, si las mismas son acordes con la experiencia y la capacitación del personal. Lo que sí no tolera la cultura justa es la “negligencia grave, las infracciones intencionadas o los actos destructivos”.

Dale Carnegie, escritor y empresario norteamericano, aseguraba: “Todos anhelamos aprecio y reconocimiento, y podríamos hacer casi cualquier cosa por lograrlo. Sin embargo, nadie quiere mentiras ni adulación”. Es evidente que la honestidad, el debate educado, la empatía y el respeto por las ideas ajenas, son elementos indispensables para la armonía en cualquier grupo humano.

Todos deberíamos promover la “cultura justa” como filosofía de vida, sea en el centro de trabajo o en el hogar. El secretismo, las conspiraciones, las represalias injustificadas y el miedo a expresar las ideas constituyen un freno para el crecimiento.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: paratimujer.us

10 Septiembre 2017

Mientras la mayoría de personas tienen días especiales para diferentes celebraciones con sus seres queridos, las verdaderas relaciones personales van más allá de eso.

Cuando se trata de relaciones personales, nadie es perfecto. Todo el mundo tiene ciertos defectos que empiezan muy pequeños, pero con el tiempo pueden costar mucho más que solo un distanciamiento, pueden provocar la pérdida completa de la relación. Debe haber una forma de reivindicarse, para construir de vuelta la confianza perdida y esos lazos para una mejor relación.

La mejor forma de hacer esto es siendo honestas con nosotras mismas, sabiendo qué relaciones necesitan sobrevivir y que ambas partes deben dar lo que corresponde. Como aseguran los expertos, debes rodearte de personas que mejoren tu vida y desechar a aquellas que no te valoren. Ser perfecta puede que no sea la solución, pero el autoconocimiento sí lo es.

A continuación, veremos cuatro maneras en las que podemos fortalecer nuestras relaciones personales:

1. Cuida de ti misma primero

Las relaciones personales no son fáciles. Lo que sea que pase en nuestras relaciones es un reflejo sobre nosotras mismas. ¿Te has dado cuenta que cuando tenemos días malos y estresantes, nuestras relaciones personales parecen ser más difíciles? Nuestras relaciones sufren cuando no somos felices, y podemos sentirlo.

Sentimos la ausencia, las dificultades, pero una cosa que en realidad no consideramos, es que somos la causa del fallo de nuestras relaciones. ¿Alguna vez has estado en una discusión, solo para preguntarte después sobre qué estaban discutiendo realmente? ¿A veces te sientes decepcionada de tus expectativas cuando no son cumplidas por las personas que esperabas? Todo el mundo tienen necesidades y tus instintos deben ser tu perfecta guía.

Si hay algo que se necesite hacer para alguien, pero tus instintos te dicen que debes hacerte feliz primero, hazlo. Todos tienen necesidades y pueden hacer sacrificios, pero nuestra felicidad debe estar primero. Esto no quiere decir que no debas hacer algunos sacrificios, pero a veces es mejor hacerte feliz a ti misma primero que hacer feliz a otras personas.

2. La distancia no debe ser una barrera

“Si el vehículo no puede llevar al mensajero, al menos debe llevar el mensaje”. Este antiguo proverbio quiere decir que el mensaje es más importante que el mensajero.

Los bellos mensajes de amor o cariño pueden iluminar la tormenta que hay sobre tu relación. Uno de los errores más grandes en las relaciones es la creencia que solo los regalos y estar juntos es lo que sostiene una relación. Se ha demostrado que esto no es cierto.

Un bello mensaje a un ser querido puede romper cualquier barrera de distancia. Las pequeñas cosas importan, y esta es una de las cosas que las personas suelen olvidar. A pesar de la distancia, las personas se sienten especiales al saber que son recordadas, sabiendo que en algún lugar, hay alguien que piensa en ellas.

3. Recuerda las fechas especiales

Muchas temporadas del año tienen días festivos para que la familia, amigos o seres queridos se reúnan y pasen un tiempo maravilloso. Hacer que estos momentos sean memorables debe ser tu prioridad. Cumpleaños, matrimonios, aniversarios y todo lo demás.

Una gran reunión entre las numerosas fiestas celebradas cada año es la Navidad, una ocasión perfecta para reunirse con familiares y amigos, para llenar esos momentos vacíos por el tiempo de separación, para intercambiar regalos y mensajes inspiradores con aquellas personas que nos importan. Si no podemos estar junto a nuestros seres queridos en esa fecha especial, los mensajes de navidad no pueden faltar.

Si mantener la relación con nuestros seres queridos es muy importante, estas fechas especiales deben estar en tu mente. Recordando los días festivos y compartiendo momentos felices es una de las maneras para fortalecer nuestra relación con nuestros seres queridos.

4. Toma la responsabilidad

La mayor parte del tiempo, es muy fácil encontrar lo que va mal en nuestra relación cuando no somos felices. Culpando a otras personas por nuestros propios sentimientos, esperamos que ellos vengan con soluciones para los problemas y les damos total control sobre la relación. Esperar una solución en este tipo de situaciones es esperar algo que nunca vendrá, porque en realidad no has encontrado la raíz del problema.

Ante de culpar a alguien más por cómo te sientes o por algo que debieron haber hecho antes, la mejor solución es analizar el problema para ver si pudiste haber hecho algo para dañar la relación o algo que hubiera prevenido el problema.

Tomar la responsabilidad, nos da el poder creativo para encontrar soluciones, pero si culpamos a los demás, no nos debería sorprender que la otra persona no haga nada para encontrar una solución y el problema se vuelva aún peor.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: imujer.com

08 Septiembre 2017

Hace ya años que el tema está en el epicentro de todas las miradas femeninas y muchas masculinas también. Entonces, veamos cuáles son las propuestas que tiene el mercado para poder elegir según nuestras necesidades, gustos y posibilidades concretas.

En centros profesionales

En todos los casos, la intensidad del tratamiento varía según el tipo de vellosidad, color de la piel y del pelo. Esto se debe a que la melanina cercana a las células de los folículos pilosos es la que absorbe la luz y colabora con el debilitamiento y finalmente destrucción del folículo creador de pelo. De todas maneras y con cada una de las opciones, se ven resultados desde la primera sesión. Los tratamientos duran entre seis meses y un año. Es decir, durante este período de tiempo, vas a tener que tomar una sesión mensual. Cumplido el ciclo, pasas a un mantenimiento semestral o anual, dependiendo de las variables de las que hablamos.

Luz Pulsada: Se trata de un sistema de luz que, aplicada sobre la piel debilita progresivamente los folículos pilosos hasta que dejan de producir vello. Desde la primera sesión se ven cambios y es el sistema más suave y económico de todos.

Láser: Es más fuerte que la luz pulsada y por ende, duele un poco más, cuesta un poco más, pero es más efectivo y el tratamiento puede resultar más corto en el tiempo. Además, se puede realizar sobre pieles bronceadas.

Soprano: Es el más potente de los métodos y trabaja calentando progresivamente la piel hasta dañar el folículo piloso. Es el más efectivo, pero el que más duele en zonas sensibles. El tratamiento es más rápido porque se puede repetir en plazos más cortos.

Los engaños en los que solemos caer

Existen otros nombres para los tipos de depilación definitiva, pero tienen que ver con marcas.

Todos están basados en el mismo principio, aunque varíen en detalles.

Dicen que no duele, pero si duele y a veces puede quemar. Por eso tenemos que ser muy conscientes a la hora de elegir y si tenemos referencias siempre es mejor.

También es bueno saber de antemano que la palabra definitiva es demasiado categórica en este caso. No olvidemos que la piel cuenta con millones de folículos que pueden producir pelos y que todo el pelo de nuestro cuerpo tiene tres estadíos que no necesariamente coinciden entre sí: crecimiento, reposo y caída.

Asumamos que es un tratamiento y a veces puede ser largo. Depende de cada uno.

Todas las empresas consultadas tienen planes de cuotas sin intereses.

Todas tienen planes de invierno y paquetes para mantenimiento.

¿Puedo hacerlo en casa?

Confieso que elegí la opción particular principalmente porque vengo de la maquinita depiladora tradicional. Y cuando uno se acostumbra a la idea de hacer este trámite en el momento libre que tiene, creo que no hay vuelta atrás. Al menos no la hubo para mí.

Lo que más me costó aceptar fue la idea de rasurar mis piernas, algo que para mí se acercaba bastante al demonio. No la rasurada en sí, sino la sensación en la piel cuando el pelo crece. Pero cedí y me animé. Y cuando tuve mi depiladora definitiva en la mano, emocionada abrí el librito instructivo y me encontré con veinte páginas de advertencias. Bastante preocupada, llamé a una amiga dermatóloga y le hice mil preguntas. Ella solo me pidió que me fijara el amperaje de la maquinita y cuando se lo pasé, me dijo que no corría riesgo alguno. Lo bueno y lo malo que tienen las depiladoras personales es que tienen una frecuencia de luz muy por debajo de la que usan las máquinas profesionales. Con lo cual, el riesgo de quemarse o de dolor son prácticamente nulas. Y al mismo tiempo, son menos efectivas que las profesionales. Es decir, el tratamiento puede ser más largo en algunos casos.

Sí me dijo que respetara los tiempos entre una sesión y otra. Y yo, más asustada que buena alumna hice caso al pie de la letra y repetí recién a las dos semanas de la primera pasada. Teniendo en cuenta que en los tratamientos profesionales hay que esperar un mes entre sesiones, tal vez en el largo plazo todo se equipara.

Si tengo que ser sincera, estoy encantada con los resultados. El crecimiento bajó considerablemente y no duele. Solo se sienten pequeños pinchazos como los de la frecuencia galvánica y ¡la tengo en casa!

Y aquí es donde creo que reside la gran diferencia entre todas las opciones posibles. Primero que nada, tienes que saber si priorizas tener disponibilidad para hacerlo o prefieres un ritmo marcado con turnos.

Las cosas que sí o sí tiene que tomar en cuenta

Medicamentos que se toman regularmente. Algunos afectan a la piel.

Si tenés problemas hormonales, mejor estabilizarlas primero.

Embarazo y lactancia son un NO definitivo y para todos los casos.

No tomar ni exponerse al Sol 48 horas antes y después del tratamiento.

No hacerlo sobre piel bronceada.

En caso de quemadura, suspendé inmediatamente.

Consulta antes de empezar cualquier tratamiento y haz el que sientas que va con tu perfil. Nadie te va a cuidar mejor que tú.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: imujer.com

08 Septiembre 2017

Utilizar el teléfono móvil durante el embarazo no provoca efectos adversos sobre el desarrollo neurológico del feto, según un estudio del Instituto de Salud Pública de Noruega publicado en la revista “BMC Public Health”. 

Los investigadores basan sus conclusiones en el análisis de una base de datos de población denominada “MoBa”, que recopila información sanitaria sobre 45,389 madres y sus hijos.

El trabajo de Eleni Papadopoulou y su grupo del organismo noruego sugiere que la exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia asociados al uso de teléfonos móviles durante el embarazo no perjudica al futuro desarrollo cognitivo del niño.

Papadopoulou sostuvo en un comunicado que la preocupación por los posibles efectos de esos campos en el feto proviene de “estudios experimentales en animales con resultados poco concluyentes”. “Nuestros hallazgos no apoyan la hipótesis de que se produzcan efectos adversos en las capacidades lingüísticas, de comunicación y motoras a causa del uso del teléfono móvil durante el embarazo”, esgrimió la investigadora.

La base de datos que ha servido como referencia a los científicos incluye información sobre los hábitos de las madres, así como informes médicos de los niños, cuyo desarrollo neurológico se evaluó a los tres y cinco años de edad.

Jan Alexander, que forma parte del grupo de científicos noruegos, subrayó por su parte que su análisis apunta a que el uso del teléfono durante el embarazo “puede, de hecho, tener un impacto positivo” sobre el niño. “Haber utilizado el móvil está asociado con un riesgo menor de que el niño tenga un desarrollo motor y lingüístico pobre a los tres años de edad”, señaló Alexander.

El investigador alerta de que las causas de ese “efecto protector” radican probablemente en factores sociales y demográficos que “no están medidos en el estudio”.

El análisis estadístico indica que los hijos de madres que utilizaron el teléfono móvil durante el embarazo afrontan un riesgo un 31% menor de sufrir un retraso lingüístico moderado a los tres años respecto a los hijos de madres que no usaron el móvil.

“Los efectos beneficiosos que reflejamos deben ser interpretados con cautela, debido a las limitaciones propias de un estudio observacional”, señala Alexander, que recalca, sin embargo, que “el trabajo pone sobre la mesa pruebas de que el uso de teléfonos móviles durante el embarazo no está asociado a riesgos neurológicos en el feto”.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: EFE

08 Septiembre 2017

Mientras algunos se tumban en la playa durante horas para presumir de bronceado, otros huyen de los rayos del Sol y hacen todo lo posible por tener una piel más clara.

Incluso, recurrir a métodos dudosos que, según advierten algunos expertos, pueden dejar graves secuelas.

La última moda para conseguir un tono de piel más claro consiste en inyectarse glutatión, el llamado “antioxidante maestro”.

Centros de belleza en Sudamérica, América del Norte, Europa, Asia, Medio Oriente y África ofrecen este tipo de tratamientos con la promesa de “blanquear” la piel.

Lo venden como un “método seguro” para aclarar el tono de todo el cuerpo.

Las inyecciones se ponen una o dos veces por semana y su precio puede variar mucho.

En Estados Unidos se pueden conseguir por $35 dólares cada una mientras que en Reino Unido pueden alcanzar los $320 la unidad.

En países como este último, se trata de una novedad por lo que su agencia responsable de la salud aún no ha realizado pronunciamientos firmes respecto a estos tratamientos.

Sin embargo la agencia de regulación sanitaria de Estados Unidos, publicó una advertencia sobre este componente.

“Estos productos son potencialmente inseguros e inefectivos y pueden contener ingredientes desconocidos o contaminantes”, afirmó In Kim, uno de sus farmacéuticos en la página web de la entidad.

Esta autoridad no ha dado su visto bueno a ninguna inyección de glutatión.

Y en Filipinas, donde el uso del glutatión inyectable está más extendido, las autoridades llevan años advirtiendo de sus riesgos.

Retrasar la vejez

El glutatión es un tripéptido que se encuentra en las células y cuya función es protegerlas de la oxidación.

A medida que envejecemos, nuestro cuerpo lo produce cada vez menos.

Por eso, en los últimos años, ha crecido su fama como agente que ayuda a retrasar los signos de la edad y la industria cosmética lo ha abrazado como ingrediente de suplementos como cápsulas, sueros y cremas antiarrugas.

Pero el glutatión tiene otro efecto que también ha despertado interés: inhibe la producción de melanina, el pigmento que determina nuestro color de piel.

Así es como han surgido pastillas, jabones y aerosoles con este antioxidante como base que prometen aclarar nuestro tono.

Poca absorción

Pero como señaló el organismo filipino encargado de la aprobación de alimentos y medicinas (que se llama FDA por sus siglas en inglés, al igual que el estadounidense), nuestro cuerpo tiene dificultades para absorber el glutatión cuando este se administra de forma oral.

El motivo es que los jugos gástricos lo degradan y lo poco que consigue salvarse pasa luego a ser víctima de las enzimas que produce el hígado.

En cambio, las inyecciones sí consiguen aumentar el nivel de glutatión en nuestro sistema circulatorio. Aunque, según la FDA filipina, esto puede sobrecargar el sistema que irriga sangre a los riñones.

Ante el “alarmante incremento del uso no aprobado de glutatión intravenoso como agente blanqueador”, la agencia decidió en 2011 prohibirlo, según explicó entonces en una nota de prensa.

El país asiático sólo permite que este antioxidante se inyecte cuando forma parte de un tratamiento contra el cáncer.

“En dosis muy altas no es seguro y puede ocasionar serias consecuencias a la salud de los usuarios”, aseguró.

Según la agencia, hay una “falta de documentación adecuada” que garantice la inocuidad del glutatión en vena.

Posibles riesgos

La autoridad filipina advirtió que estos tratamientos cosméticos pueden ocasionar desequilibrios en la tiroides, disfunción en el hígado y dolor abdominal severo.

Además, aseguró que había recibido informes de reacciones adversas que iban desde sarpullidos hasta condiciones más graves como el síndrome de Steven Johnson o la necrólisis epidérmica tóxica.

Costo “muy alto”

Los estudios sobre la eficacia del glutatión para aclarar la piel son limitados y se centran en la administración oral de este antioxidante.

Al no haberse estudiado el efecto de los inyectables, no existen guías adecuadas sobre cuáles son las dosis correctas, como insistió el año pasado la dermatóloga de Hillingdon Hospitals NHS Foundation Trust (Fundación de Hospitales de Hillingdon de la Seguridad Social del Reino Unido), Ophelia E. Dadzie.

Dadzie pidió a su gobierno en un artículo publicado en la revista médica BMJ más información y advertencias al público sobre este método ante el “aumento de su uso” en Reino Unido.

“Este servicio está siendo ofrecido por clínicas de belleza y estética y, en algunos casos, por no profesionales. El costo de este ‘tratamiento’ puede ser muy alto”, afirmó.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: BBCMundo

 

07 Septiembre 2017

Las mujeres son cada vez más conscientes de la necesidad de explorar su cuerpo con frecuencia para asegurarse de que no hay ningún signo de cáncer de mama.

Por algo es el tipo de cáncer más extendido entre el género femenino, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que asegura que esto se da tanto en los países desarrollados como en los que están en vías de desarrollo.

Uno de sus síntomas más comunes y conocidos consiste en la presencia de bultos.

Pero hay un tipo de carcinoma que afecta al seno, el más raro de todos, que no sigue las reglas y que es tan difícil de detectar que no suele diagnosticarse hasta las etapas más avanzadas.

Y, entonces, puede resultar demasiado tarde.

Se trata del cáncer inflamatorio de mama, una enfermedad que representa menos del 3% del total de casos.

“Incluso en los grandes centros oncológicos apenas se ven 2 ó 3 pacientes al año”, afirmó a BBC Mundo el experto del Instituto del Cáncer y la Genómica de la Universidad de Birmingham, Fedor Berditchevski.

Por eso, la comunidad científica se esfuerza desde hace algunos años en divulgar sus características para así combatirlo a tiempo.

Signos diferentes

A diferencia del resto de carcinomas en el seno, el inflamatorio avanza de forma muy rápida y agresiva. A veces, en cuestión de semanas.

“En la mayoría de casos, no se palpa un bulto en la mama, sino que solo hay este aspecto inflamatorio que afecta al menos a una tercera parte de su volumen“, explicó a BBC Mundo el jefe de Oncología en el Hospital del Mar de Barcelona, España, y catedrático de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), Joan Albanell.

Esto se da porque las células cancerosas bloquean los vasos linfáticos que hay en la piel.

Ello provoca que la zona se inflame, según publica el Instituto Nacional del Cáncer (NCI por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

De aquí que el síntoma más obvio sea un seno de mayor tamaño que el otro, enrojecido, adolorido, con una temperatura elevada y con surcos que le dan la apariencia de piel de naranja, como describió Albanell.

Pero estos son signos que comparte con otros males, lo que puede llevar a un diagnóstico erróneo.

Al inicio, los médicos suelen pensar que se encuentran ante un caso de mastitis infecciosa o de dermatitis.

“Muchas pacientes reciben algunas tandas de tratamiento antibiótico y antiinflamatorio. Pero este cáncer no responde a ninguno de estos”, aseguró el experto español.

Falta de información

“Los criterios clínicos están bien definidos”, insistió Berditchevski. “Pero los médicos generalistas tienen que aprender a reconocer esta enfermedad”.

Para este catedrático ruso afincado en Reino Unido, los médicos de cabecera no están bien informados sobre los síntomas de este tipo de cáncer y esta es la “principal razón” por la que no suele ser diagnosticado hasta las fases III o IV.

Es decir, cuando ya ha comenzado a extenderse.

A esto se suma el hecho de que, con frecuencia, las mamografías rutinarias “también lo pasan por alto”.

Y, como añadió Albanell, muchas veces las pruebas radiológicas tampoco detectan la masa que se esconde en el seno.

“En algunos casos, las metástasis ya son detectables en el momento del diagnóstico”, explicó el profesor de la UPF.

Como resultado, las posibilidades de curarlo son mucho menores que en el resto de cánceres de mama.

“Cuando aparece la inflamación, el tratamiento quirúrgico ya no es curativo”, señaló.

Según su experiencia en España, entre un 15% y un 20% de las mujeres ya sufre metástasis en otros órganos cuando por fin son diagnosticadas.

En Reino Unido, Berditchevski maneja cifras similares: “Aproximadamente, el 30% de las pacientes ya presenta metástasis al momento del diagnóstico”.

“Y entre el 60% y el 75% que no, la desarrollará en los próximos 5 años”, añadió.

Aún así, el experto aseguró que entre el 50% y el 70% de las pacientes sigue con vida cinco años después del diagnóstico y que sus expectativas de curación “están mejorando”.

También afecta a los hombres

Si bien la amplia mayoría de afectados son mujeres, algunos hombres también sufren de cáncer inflamatorio de mama.

“Hay unos cuatro ó cinco casos, pero ninguna cifra oficial de incidencia en hombres”, afirmó.

Ante estas dificultades, sólo queda pecar de precavidos.

Si los signos como la inflamación y la piel de naranja se desarrollan en menos de tres meses y los antibióticos no los reducen en una o dos semanas, hay que empezar a sospechar de un carcinoma inflamatorio, según Albanell.

Una biopsia ayudará a confirmarlo o descartarlo.

Existen otros síntomas a tener en consideración como sensación de pesadez o ardor al tocar el seno, tener un pezón invertido o inflamación en los ganglios linfáticos de las axilas o los cercanos a la clavícula.

Se ha de tener en cuenta también factores como la edad, el color de piel y el peso.

Su incidencia es más alta entre las mujeres jóvenes que en las mayores, en las negras que en las blancas y en las que padecen de obesidad que en las más delgadas, según el NCI.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: BBCMundo

 

Últimas Noticias

Prev Next

A Jennifer Lawrence la humillaron para b…

A Jennifer Lawrence la humillaron para bajar de peso

La ganadora del Óscar, Jennifer Lawrence hizo acto de presencia en el evento “Women in...

“Me too”, el ‘hashtag’ con la que las mu…

“Me too”, el ‘hashtag’ con la que las mujeres están contando sus historias de acoso sexual

Con la etiqueta “Me too”, que en español significa “yo también”, mujeres en todo el...

Ella es Haley, la policía más hot de Ins…

Ella es Haley, la policía más hot de Instagram

Los usuarios de redes sociales están enloqueciendo con la cuenta de Instagram de Haley Drew...