Santa Cruz de la Sierra
06 Septiembre 2017

Cada relación es un mundo. Cada pareja tiene sus mañas, sus costumbres y su propia historia de amor. Saber si es duradera o no a veces es un tema que desvela, pero hay señales para poder descifrar esta incógnita.

Diego Luparello, psicoanalista y ex-presidente del Claustro de analistas en formación de la APA, contó en detalle la importancia de un grupo heterogéneo de señales, con un denominador común entre ellos.

"Es difícil 'saber' cuando una persona encuentra a su otro, al menos un otro que vaya más allá de la atracción sexual. Una pareja forma parte de un proceso, y es una construcción obviamente sostenida por el erotismo y la piel, pero inmersa en un proceso que requiere confianza, tolerancia y respeto", explicó.

Cuáles son algunas de las señales que actúan como indicadores necesarios para comprender el motivo de la duración de un vínculo:

Confían en el otro

Con confianza una relación puede soportar los mayores desafíos. Se cree que cuando un compañero logra abrirse, es fundamental no romper su confianza. Esto significa no burlarse de sus secretos más vergonzosos, incluso durante una pelea.

Tienen metas similares

Se encuentran soñando aspectos similares para su futuro. Piensan en su relación, en la vida, el matrimonio, los niños y  el trabajo.

Mantienen intimidad

Dicen que el número de veces que una pareja tiene sexo prueba qué tan feliz o infeliz son en su matrimonio… Pero la intimidad física viene en muchas formas importantes por igual. La forma más leve de afecto puede mantener una relación fuerte, ya sea un beso en la mejilla o un mensaje a mitad del día.

Saben cómo comunicarse de manera saludable

Las parejas que llevan tiempo juntos, desarrollan su propia forma de comunicarse, incluso a través gestos. Son capaces de comunicar abiertamente sus sentimientos, deseos y opiniones. Se entienden mejor y tienen más intimidad.

Pueden admitir cuando se equivocan

Quien ama a su pareja se llevará un golpe al orgullo si eso significa dejar de discutir.

Sentirse como uno mismo

Al principio, las parejas buscan mantener en secreto sus actitudes más 'raras'. Luego, cuando se sienten más cómodos con el otro logran amarse por lo que en verdad son.

No buscan cambiar nada del otro

Cuando se enamoran de todos los aspectos de esa persona. "Un vínculo amoroso, una pareja, es desafiada por una especie de carrera vertiginosa por el éxito o la felicidad . Se presenta la posibilidad de construir un vínculo que nos preste refugio ante las exigencias más crudas, que permita potenciarse uno al otro. Por ejemplo: una pareja debe aprender a convivir con sus propias crisis, ser capaz de soportar cierto nivel de malestar, y de poder hacer algo con ello", agregó el especialista.

Se apoyan en tiempos difíciles

Se cree que si fue capaz de acompañarte durante un momento difícil, esa es la prueba de que lo hará de nuevo, y eso es una muy buena señal.

Aún se gustan cuando están enojados

Es fácil darse cuenta. Ocurre cuando uno aún quiere hablar y estar con el otro, incluso después de una pelea intensa.

Competencia sana

Buscan ser las mejores versiones de sí mismos. Se animan y se empujan mutuamente para alcanzar sus metas. Si uno que la pareja le recuerda todas las cosas que dijo que haría, no hay que enojarse, es una receta para el éxito.

Se ríen a menudo

Reírse y bromear de las cosas pequeñas hace que los malos tiempos sean un poco más fáciles.

No sostienen rencores una vez que terminaron de pelear

Por desgracia, hay peleas que son inevitables. En realidad, es signo de una pareja sólida luchar. Sin embargo, la clave está en dejarlas ir una vez que se hayan terminado. Fundamental: resistirse el deseo de traer eso de nuevo la próxima vez.

"Hay algunos momentos de una pareja que constituyen un profundo desafío. La convivencia, la rutina, el deslizamiento a perderse el mutuo respeto, la tentación de convertir una relación en una puja de poder, entre otros. Algunos de estos factores atentan contra la salud del vínculo", advirtió el psicoanalista.

Saber lo que la pareja necesita y respetarlo

Es necesario entender lo que la pareja necesita sin tener que pedírselo. Las personas que comprenden las necesidades de sus socios son más eficaces en la comunicación y en el compromiso.

"Existen parejas que siguen experimentando aquellas emociones que los enamoraron en un inicio. A veces porque han sido capaces de cuidar ciertos lugares en común, ciertas momentos íntimos y propios. Otras parejas han sido capaces de ir transformando aquellas emociones en otras nuevas, creciendo juntos, renovando una y otra vez el pacto en común", concluyó.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: vice.com

 

06 Septiembre 2017

Muchas veces compramos productos que dicen “BPA Free”, otros ni lo mencionan, pero acá te contaremos la importancia de que evites este compuesto químico.

BPA significa Bisfenol A, un químico que es utilizado para endurecer el plástico, por lo que está presente en una gran mayoría de los artículos en los que los alimentos son conservados. En Estados Unidos su uso es restringido y eso a causa de los daños que puede causar en el cuerpo.

Estudios realizados en animales, muestran que la presencia de este componente químico aumenta los riesgos de diferentes tipos de cáncer. Otros pelígros potenciales se pueden hacer visibles en el cerebro, comportamiento de las madres lactantes y niños, la próstata y glándulas en los fetos.

La razón por la que debes ser cuidadoso en poner agua hirviendo en recipientes plásticos es por que el BPA, de estar presente, queda activo, pasando a los alimentos que consumes.

Es común poner agua en un biberón y calentarla en el horno microondas, al igual que hacemos con alimentos que conservamos en la nevera. Aunque el recipiente diga “libre de BPA” es un método que es mejor evitar. El plástico contiene químicos y el calor los pone al descubierto.

Cuando compres artículos plásticos revisa que no contengan este componente, los daños a la salud pueden evidenciarse con el tiempo. Sin importar edad o sexo todos estamos expuestos a vivir las consecuencias.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: isalud.com

06 Septiembre 2017

Si alguna vez no has sabido interpretar si estaban bromeando contigo, siendo irónicos o por el contrario estaban lanzándote una advertencia muy seria, puedes echarle la culpa a unas neuronas muy específicas de tu cerebro.

Un grupo de neuronas situadas en la parte superior de nuestra materia gris son las encargadas de detectar los cambios de tono del lenguaje hablado, según un estudio realizado por un grupo de científicos de la Universidad de California en San Francisco.

Diferenciar tonalidades en la voz es una habilidad fundamental para que podamos interpretar claramente el significado con el que se dicen las cosas y si las intenciones de nuestros interlocutores son buenas o malas.

Y los resultados de la investigación, publicados en la revista Science , no sólo ha determinado dónde están las neuronas que detectan la entonación sino también cómo funcionan.

Los neurocientíficos sabían que había zonas de nuestra mente que procesaban los cambios de voz al hablar, conocidos como prosodia.

Este descubrimiento sitúa a las neuronas de la prosodia exactamente en el giro temporal superior de nuestro cerebro y explica cómo funcionan.

“Lo que estamos viendo aquí es que hay neuronas en el cerebro neocortex (la parte superior y más reciente del cerebro) que están procesando no sólo lo que dicen las palabras sino también cómo se dicen”, explica la neurocirujana Claire Tang, quien lideró el estudio.

La habilidad del cerebro es extraordinaria porque, además de tener que interpretar el tono de los mensajes sobre la marcha, tiene que distinguirlo para cada interlocutor, señala el documento de la investigación.

Por ejemplo, cada cual tiene un tono y un estilo de voz diferentes. Algunas personas tienen voces más suaves y otros realizan afirmaciones con un tono interrogativo.

El cerebro tiene que tener en cuenta todos estos factores del interlocutor para identificar la intencionalidad del mensaje.

Nuestra mente, además, no solo debe interpretar los cambios en la voz sino qué consonantes y vocales se están pronunciando, las palabras forman y cómo esas palabras se combinan dentro de una oración. Todo en cuestión de milisegundos.

La prosodia hablada, esos cambios en la inflexión de la voz, es una parte fundamental de la comunicación entre humanos, “casi tanto como lo es la melodía para la música”, señala Tang.

En algunos idiomas, como por ejemplo en el chino mandarín, los cambios en la entonación son claves para cambiar el significado.

Pero incluso en otras lenguas que no son fundamentalmente tonales, las diferencias en el tono de voz también cambian el significado del mensaje cuando se trata de la comunicación oral.

El experimento

El estudio liderado por Claire Tang en el Laboratorio de Edward Tang, especializado en pacientes con epilepsia, se realizó con un grupo de voluntarios que aguardaban cirugía craneoencefálica.

Los pacientes tenían electrodos de alta intensidad en la parte superior de la corteza cerebral, donde se conoce por estudios anteriores que el lenguaje juega un papel importante.

Después, se reprodujeron cuatro frases grabadas con tres voces diferentes.

Cada oración se diseñó para que tuviese el mismo tipo de construcción y longitud pero que pudiese entonarse de cuatro formas distintas: tono neutro, enfatizando la primera palabra, la tercera o para que fuese pronunciada como una pregunta.

Se reprodujeron todas las frases en los diferentes tonos.

La forma en la que se enfatiza cada palabra en la frase es lo que le da un significado irónico, asertivo, severo o interrogativo, según el equipo de especialistas.

Descubrieron a través de la información recogida por los electrodos que un grupo de neuronas distinguía entre las diferentes voces, otro los distintos tipos de vocales y consonantes (y por tanto las diferentes palabras y frases) y otro la entonación entre una frase y otra.

Este último grupo de neuronas cambiaba de actividad dependiendo de dónde estaba el énfasis de cada frase pero no reaccionaba ante las diferentes voces o mensajes.

Toda esa información combinada es lo que da al cerebro el significado global del mensaje: “Quién habla, qué dice el mensaje y lo más importante, cuál es la intención del interlocutor”, apunta la doctora Tang.

Para asegurarse de sus hallazgos, el equipo investigador elaboró un algoritmo y así poder predecir cómo cada neurona responde a cambios en el hablante, el tono y los fonemas usando cientos de preguntas grabadas por diferentes locutores.

Una vez más comprobaron que el grupo de neuronas que distingue entre interlocutores se centraban en el tono absoluto del mensaje, en la voz del hablante.

Por el contrario, aquellas neuronas que habían demostrado reaccionar a la entonación estaban más centradas en cómo el tono iba cambiando en cada momento de la grabación.

Ahora, la siguiente incógnita por resolver será “cómo el cerebro controla los lapsos vocales para hacer que los sonidos del habla sean intencionales” dijo Chang, que espera resolver el misterio pronto.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: BBCMundo

 

06 Septiembre 2017

Descifrar cómo se activa el impulso incontrolable y contagioso del bostezo puede ayudar a curar enfermedades relacionadas con tics nerviosos como el síndrome de Tourette o la epilepsia, según un reciente descubrimiento de un grupo de científicos de la Universidad de Notthingham, en Reino Unido.

Y estos científicos descubrieron que el acto involuntario del bostezo se activa por reflejos primitivos en la corteza motora primaria del cerebro, que se ocupa de los movimientos del cuerpo.

El contagio que todos hemos experimentado cuando vemos a alguien bostezar, es una forma de lo que se conoce como ecofenómeno: la imitación automática de las palabras (ecolalia) y las acciones (ecopraxia) de otra persona.

Este fenómeno no es exclusivo de los humanos y se puede ver en otros animales como los chimpancés o los perros.

Y aprender a controlar los ecofenómenos es lo que puede ayudar a curar condiciones clínicas que tengan relación con el incremento de la excitabilidad de la corteza motora o, por el contrario, en la disminución de la inhibición fisiológica o contracción de músculos.

Algunas de estas enfermedades en las que se están presentes los ecofenómenos son la epilepsia, la demencia, el autismo o el síndrome de Tourette, caracterizado por tics físicos y vocales.

Excitabilidad

La clave para mitigar y tratar estas dolencias está en reducir la excitabilidad que desencadena los ecofenómenos.

Durante la investigación, publicada en la revista Current Biology, los científicos de la universidad británica monitorizaron a 36 voluntarios que observaron a otras personas bostezar.

Lo que descubrieron es que la capacidad para resistir un bostezo es limitada, sobre todo cuando alguien que tenemos cerca abre la mandíbula de forma desmesurada.

Los científicos también pidieron a los participantes que intentasen reprimir sus ganas de bostezar y esto, solo aumentaba su deseo de hacerlo, es decir, su excitabilidad.

Según el equipo investigador, no hay nada que podamos hacer para evitar un bostezo.

Además, usaron “estimulación magnética transcraneal” para poder incrementar la excitabilidad en la corteza primaria y, por tanto, la tendencia de los sujetos para bostezar.

Revertir el proceso

Tras el experimento, los científicos comprobaron que aumentando la excitabilidad se aumentaban los bostezos y, por el contrario, para reducirlos habría que disminuir el estímulo.

Curar las enfermedades relacionadas con este tipo de movimientos voluntarios consistirá en reducir los actos involuntarios e inevitables.

Georgina Jackson, profesora de neuropsicología cognitiva aseguró que el estudio puede tener muchos más usos.

“En el síndrome de Tourette, si podemos reducir la excitabilidad quizás podamos reducir los tics, y eso es en lo que estamos trabajando”, dijo.

“Si podemos entender cómo las alteraciones en la corteza primaria dan lugar a los desórdenes neuronales, es posible que podamos revertirlos”, añadió el profesor Stephen Jackson, quien también participó en la investigación.

Los científicos que lideraron el estudio quieren encontrar una cura a estas enfermedades que no implique la utilización de fármacos.

 “Estamos buscando tratamientos personalizados que no requieran medicamentos. Usar la estimulación magnética craneal puede resultar a la hora de modular los desequilibrios en el cerebro”, dijo Jackson.

El doctor Andrew Gallup, un psicólogo de la Universidad de Nueva York en Albany, llevó a cabo una investigación sobre la conexión entre la empatía y el bostezo y dijo que usar la estimulación magnética era un “enfoque novedoso” en el estudio del contagio en el bostezo.

“Seguimos sabiendo relativamente poco sobre por qué bostezamos. Varios estudios hablan de que hay una relación entre el bostezo contagioso y la empatía pero, los resultados apoyando esta teoría son diversos e inconsistentes”, dijo Gallup.

“Este último estudio (de la Universidad de Nottingham) todavía aporta más pruebas de que bostezar no tiene nada que ver con un proceso empático”, sentenció.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: BBCMundo

 

05 Septiembre 2017

Uno de los aspectos que resalta de la cantante mexicana Gloria Trevi es la imagen juvenil que luce no solo con su personalidad ocurrente y jovial, sino también con la apariencia de una piel cuidada y una melena profusa que ocultan en gran medida su verdadera edad.

La artista de 49 años es consciente del poder de los cuidados como parte de una rutina de belleza diaria. En entrevista con Primera Hora, comparte que entre los elementos claves se incluyen la “hidratación, el bloqueador (solar), el ejercicio, comer sano, pero rico, tratar de dormir (ríe). ¡Es que con los shows, los viajes, los niños, el marido, las mascotas, etc., no queda mucho tiempo (para dormir)!”.

Para la cara

La intérprete de Dímelo al revés y Cuando un hombre te enamora, quien se presentará el próximo 27 de octubre en el Coliseo de Puerto Rico junto con su compatriota Alejandra Guzmán como parte del “Versus World Tour”, recomienda “para la piel del rostro siempre bloqueador, no importa cuál, bloqueador alto. Y luego, productos que estimulen el colágeno”.

Para el cuerpo

La artista aclara que no solo presta atención a su rostro, sino que entiende importante “cuidar toda la piel del cuerpo”.

En su rutina, para “hacer de todo tardo como 40 minutos cuando puedo ponerme todo. Mira, para el rostro Prestige de Dior, me encanta, y para el cuerpo una (loción) de soya, pero también el aceite de Cicatricure me encanta para toda la piel. Las cremas no tienen que ser carísimas, tienen que ser buenas y acomodarse a tus necesidades”, responde desde su residencia en McAllen, Texas.

Para el cabello

Al hablar de su melena, confiesa que “es lo que más amo de mi físico, no porque sea lo más lindo que tengo, pero sí porque es como yo, ¡aguanta todo! Decoloraciones, cambios de color, secadores, tenazas, ¡y arrastradas por los suelos! Uso un champú japonés que me encanta, con acondicionador y tratamiento de la misma marca. Pero también un tratamiento especial para protegerlo del calor, y luego un aceite de uva que le da súper brillo y aroma”.

Para tu autoestima

Para concluir, la enérgica vocalista comparte que “para lucir joven y sexy” es importante “quererte, aceptarte, exaltar tus partes bellas, y comprender que hasta los ‘defectos’ son perfectos”.

De paso, para validar su sugerencia, comparte una anécdota. “Yo me rompí la cara en un accidente hace tiempo cuando me caí de las escaleras de un avión comercial, ¿me quedé traumada? ¡No! Mi sonrisa tiene dientes más lindos, y si acaso, yo la noto un poco ‘chuequita’ en comparación de como estaba antes, hoy veo que me da personalidad. Y ultimadamente aprendí a valorar todo, porque deja tú que casi pierdo la cara, ¡la vida! Así que créeme, como les dicen a las drags, todo está en la actitud, en que te lo creas de verdad y lo serás!”.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Teleshow

05 Septiembre 2017

Tener una vida sexual plena implica muchas cosas, entre ellas, encontrar la mejor forma para que tanto tú como tu pareja lo disfruten al máximo.

Para ello, pueden echar mano de juegos, juguetes para despertar todo tipo de fantasías, así como de posiciones sexuales que bien ejecutadas, te garantizarán llegar al clímax.

Pero aunque el sexo es una práctica sumamente placentera, también hay que tener cuidado con lo que hacemos y ejecutamos, ya que la experta en el tema, Samantha Evans, indicó que existen ciertas posiciones que son de alto riesgo y ponen en peligro tu integridad.

Según Evans, estas son las posiciones sexuales de mayor peligro:

El Perrito. Es la más peligrosa para los hombres, pues corren el riesgo de sufrir fractura de pene. En las mujeres puede haber dolor en la zona íntima por la fricción, así como dolor en la espalda por exceso de tensión en la zona.

Misionero. Puede generar dolor de espalda en las mujeres, si se practica en un ángulo poco cómodo o práctico. Los caballeros también pueden fracturarse el pene con ella.

Estribo de pie. Si se pierde el equilibrio, las mujeres pueden sufrir una dolorosa caída que puede derivar en fuertes golpes, luxaciones e incluso alguna fractura. En los hombres puede generar dolor en la parte baja de la espalda, así como tirones en el cuello y brazo e incluso, podría dislocarse un hombro.

Vaquera. El hombre también puede sufrir fractura de pene y cuando hay mucho rebote, genera malestar en las mujeres.

Carretilla. Si él no tiene demasiada fuerza, la mujer puede terminar impactando su rostro en el piso y de igual modo, padecer fuertes molestias en la espalda. En ellos genera dolores musculares en muslos y en la espalda.

De rodillas. Ellas pueden sufrir tensión en esta zona del cuerpo, así como en su espalda y quemaduras en la piel por el roce con la alfombra. En los hombres, por las cuestiones de la altura, pueden presentarse lesiones en pelvis y muslos.

Yogui. Si se practica por un periodo de tiempo largo, puede generarse mucha tensión en la parte baja de la espalda y cuello de las mujeres, y también pueden experimentar calambres en las pantorrillas. Los hombres pueden sufrir quemaduras en la rodilla por la fricción y dolor en dichas articulaciones.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: imujer.com

05 Septiembre 2017

El famoso "corazón roto" no es sólo una metáfora. Se trata de la definición que desnuda un daño que puede resultar irreparable, un síndrome que deriva de las situaciones estresantes. Acaso una fuerte discusión o el fin de una relación afectiva. Perder un familiar o un hecho que desilusione al máximo puede provocar falta de aire, que se tensen los músculos, que el corazón se acelere y aumente la velocidad a la que fluye la sangre en las venas o que se nuble la vista. Entre otras cosas, todos síntomas que dan lugar a la aparición de la compleja patología.

El síndrome del corazón roto o cardiomiopatía de TakoTsubo es una afección cardíaca causada por estrés. "Se trata de una variedad de infarto de miocardio, que se presenta casi exclusivamente en las mujeres y que fue reconocida mundialmente en 1990, en Japón (de allí su nombre). Es un infarto que en realidad no es un infarto, sino la irrupción súbita de hormonas ante la presencia de un estrés", explicó el médico cardiólogo Carlos Ingino.

Las principales afectadas son las mujeres postmenopáusicas -entre 55 y 75 años-, protagonistas de alrededor del 95 por ciento de los casos. La otra cuestión llamativa, indica el especialista, es que las arterias coronarias se presentan sanas, sin alteraciones.

"En la actualidad, se sabe que tiene la misma morbimortalidad en agudo que el infarto de miocardio. ¿Por qué afecta más a la mujer que al hombre? No se sabe. Sí se sabe que el hombre que la padece, 1 de cada 10 pacientes, duplica la mortalidad", agregó el especialista.

Existen dos puntos de interés que sirven para entender y prevenir la patología: en primer lugar, el corazón de la mujer biológicamente no es igual al del hombre y los dolores cardíacos son diferentes. El dolor de infarto agudo miocardio es una descripción masculina. Es un dolor típico intenso, detrás de la zona de la corbata, retroesternal, opresivo, que puede irradiarse a raíz de cuello, hombro izquierdo, brazo izquierdo, la espalda, la boca del estómago, y es seguido de nauseas, vómitos, transpiración, sudoración profusa, malestar general, sensación de hipotensión arterial.

"Una vez superado el cuadro agudo, el síndrome tiene la particularidad de no dejar ninguna secuela en el músculo, a diferencia del infarto. Además, requiere de muy poca medicación. En forma de síntesis: hay una entidad muy parecida al infarto de miocardio que afecta casi exclusivamente a las mujeres y que, superado el cuadro, no deja secuela alguna", concluyó Ingino.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: vice.com

05 Septiembre 2017

En la adolescencia -ese puente conflictivo entre la niñez y la adolescencia- es fundamental la construcción de la identidad y la mirada ajena y aceptación de ella. Es por eso que es tan valorado a esa edad el hecho de "ser popular": tener amigos por montones y ser apreciado por el mayor numero de pares posible. Sin embargo, la ciencia alerta que tener sólo un puñado de amigos íntimos puede ser mejor para la salud mental a largo plazo.

En un reciente estudio publicado en la revista científica Child Development, se evidencia que es la calidad de las amistades adolescentes y no la cantidad la que establece niveles más bajos de depresión y niveles más altos de bienestar emocional a futuro. De hecho, los adolescentes que eran muy populares eran más propensos a tener ansiedad social más adelante en la vida.

El estudio examinó un grupo diverso de 169 adolescentes de entre 15 y 25 años durante 10 años. Anualmente, los participantes contestaron preguntas sobre quiénes eran sus amigos más cercanos, sus amistades en general, y sus sensaciones referentes a la ansiedad, la aceptación social, el autoestima y la depresión. Además, los amigos y compañeros de los participantes también fueron entrevistados, para que los investigadores pudieran tener una idea de los comportamientos de los participantes y la percepción que tenían de ellos.

Los autores del estudio pretendían averiguar principalmente si las amistades en la escuela secundaria tenían algún impacto a corto o largo plazo en la salud emocional y mental. Y mientras que el tipo y el número de amigos no parecían predecir cualquier cambio inmediato en estas áreas, sí parecían importar en el largo plazo.

En general, los adolescentes que priorizaban las amistades cercanas a la edad de 15 años tenían una menor ansiedad social, un mayor sentido del autoestima y menos síntomas de depresión al llegar a los 25 años, en comparación con sus compañeros que no tenían amigos cercanos de calidad. ¿Qué es una amistad de calidad? Para este análisis, se definían como aquellas con cierto grado de apego y apoyo, que permitían intercambios íntimos de emociones.

Mientras tanto, los adolescentes que eran muy populares entre sus compañeros -con los que según muchos otros adolescentes les gustaría pasar tiempo- eran más propensos a tener altos niveles de ansiedad social pasados los 20. Llamativamente estas diferencias, que surgieron con el tiempo, aparecieron independientemente de las experiencias de vida de los participantes a lo largo del camino, e independientemente de su etnia o estatus socioeconómico.

Los autores dicen que su estudio apoya la idea de que las amistades íntimas y fuertes durante la adolescencia pueden ayudar a promover la salud a largo plazo. Los adolescentes que tienen este tipo de experiencias positivas con los amigos pueden tener sentimientos más positivos sobre sí mismos y pueden sentirse alentados a buscar y esperar otras experiencias de apoyo en el futuro.

"Las habilidades que los adolescentes construyen y las experiencias positivas que ganan de tener incluso una o dos amistades cercanas parece ser la clave para una variedad de resultados positivos de salud mental", indicó el autor principal la doctora Rachel K. Narr, especialista en psicología clínica.

También propone la idea de que ser querido por un gran grupo de personas no puede reemplazar a unos pocos vínculos realmente cercanos y que centrarse en la popularidad general sin cultivar las relaciones individuales puede tener consecuencias en el tiempo. Eso es un aspecto importante a tener en cuenta, añadieron, en el mundo de hoy donde imperan las grandes pero impersonales redes sociales.

Y aunque el estudio sólo rastreó a los participantes hasta los 25, Narr cree que hay una buena probabilidad de que los beneficios de amigos cercanos en la secundaria puedan durar aún más, a lo largo de la vida adulta. "Tener la experiencia de una relación cercana e íntima es probable que no desaparezca, y podría realmente estimular a conseguir y mantener estos vínculos positivos", indicó.

Además de apreciar las amistades en la escuela secundaria, Narr dice que los adultos de hoy deberían animar a sus propios hijos a formar lazos fuertes durante la adolescencia. "Los padres tienden a menospreciar el interés de los adolescentes por sus compañeros", dijo. "A menudo los tratamos como si fueran menos importantes que todo lo demás que ocurre durante la adolescencia y como si fueran cosas transitorias, tontas, con las que los adolescentes deberían estar menos obsesionados. Deberíamos repensar eso", añadió. "Además, modelar las relaciones positivas en sus propias vidas es probablemente un buen lugar para comenzar".

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: vice.com

 

Últimas Noticias

Prev Next

A Jennifer Lawrence la humillaron para b…

A Jennifer Lawrence la humillaron para bajar de peso

La ganadora del Óscar, Jennifer Lawrence hizo acto de presencia en el evento “Women in...

“Me too”, el ‘hashtag’ con la que las mu…

“Me too”, el ‘hashtag’ con la que las mujeres están contando sus historias de acoso sexual

Con la etiqueta “Me too”, que en español significa “yo también”, mujeres en todo el...

Ella es Haley, la policía más hot de Ins…

Ella es Haley, la policía más hot de Instagram

Los usuarios de redes sociales están enloqueciendo con la cuenta de Instagram de Haley Drew...