Santa Cruz de la Sierra
28 Noviembre 2017

El 23 de junio de 1993, Lorena Bobbit cortó con un cuchillo el pene de su marido, John Bobbit. La mujer denunció entonces que había soportado años de maltrato y que por eso una noche decidió abalanzarse sobre su esposo mientras este dormía. John sobrevivió. El dinero de la fama repentina le permitió reimplantarse el pene y hasta se dedicó por un tiempo al cine porno. Lorena creó una fundación para atender a mujeres víctimas de violencia de género. 24 años después, otro hecho similar ha sacudido a la sociedad argentina: una mujer de 26 años ha cortado el pene y los testículos de un hombre de 40 en un piso de Córdoba, la segunda ciudad más importante del país. Los hechos no están tan claros, pero la prensa cordobesa da por hecha una pelea entre los amantes y el abogado de la agresora ha denunciado que su clienta solo se defendió como pudo de un ataque sexual.

La mujer se llama Brenda Barattini, es arquitecta, está detenida y aún no ha declarado. El hombre, identificado como S.F., sobrevivió al corte de sus genitales y desde el sábado se recupera en una clínica cordobesa. En la habitación donde ocurrió el ataque han quedado las tijeras y las mantas de la cama con grandes manchas de sangre. Si S.F. no murió desangrado fue gracias a los vecinos, que alertados por los gritos llamaron a una ambulancia. La mujer, en tanto, se entregó.

El abogado de Barattini, Carlos Nayi, ha dicho a la Cadena 3 de Córdoba que el hombre forma parte de una banda de rock y es amigo del hermano de la mujer. Según él, el sábado por la noche el agresor "le dijo que entraba al departamento a buscar un instrumento y, ya en su interior, la atacó sexualmente". Para Nayi no hay dudas: su clienta actuó en defensa propia ante un intento de violación y denuncia un "ataque sexual".

Para la fiscal de Violencia de Género, Bettina Croppi, no todo es tan evidente. La letrada ha dicho que, al menos por el momento, la mujer es la agresora y el hombre la víctima. Croppi ha dicho que S.F. sufrió "lesiones gravísimas" y que "es muy probable que haya perdido la capacidad de concebir". Sobre una presunta relación amorosa entre ambos, apenas ha podido dar precisiones. "Hasta el momento no hemos podido determinar si tenían una relación o desde hacía cuánto se conocían. Pero sí se conocían, eso está probado". Barattini no ha declarado todavía, pero la fiscalía ha ordenado que le realicen pericias psiquiátricas para ver si comprende la gravedad de lo que ha hecho.

El caso no será investigado como violencia de género, pero Croppi ha dicho que Barattini puede enfrentarse a una "pena altísima". La investigación debe determinar ahora si la mujer tiene en su cuerpo signos de un intento de violación. Y un punto aún más importante y que puede ser determinante: por qué Barattini tenía en un piso y dentro de su habitación una tijera utilizada para la poda de plantas y arbustos de jardín.

Redacción: Leo.com.bo                                                              

Fuente: AFP

22 Noviembre 2017

Un chico de 20 años originario de Kenia llamado Horace Owiti Opiyo era conocido, hasta hace unos días, como el hombre con el pene más largo del mundo, un título que seguramente muchos caballeros considerarían un verdadero halago, sin imaginarse que en realidad era todo lo contrario.

El pene de Horace medía un metro y sus testículos pesaban cerca de 5 kilogramos, algo que se convirtió en una verdadera pesadilla para este chico, quien por esta situación tuvo que vivir prácticamente la mitad de su vida encerrado, sin salir de casa.

Cuando tenía 10 años, Horace notó que sus testículos comenzaron a crecer de forma rápida y desproporcionada, a tal grado que tuvo que dejar la escuela y otras actividades que realizaba pues fue víctima de bullying. Además, esta condición le generó dolores intensos en la zona de los genitales, a tal grado que no podía estar de pie, sentarse o caminar.

Su caso llegó a oídos de unos de sus vecinos, quien le pidió permiso para tomarle fotografías y publicarlas en Facebook con el fin de que se viralizaran y que llegaran a manos de un especialista que valorara su caso.

Y así sucedió. Un doctor se interesó en su caso y Horace fue diagnosticado con elefantiasis escrotal que terminó convirtiéndose en un linfedema, que es cuando se acumula un linfa en los tejidos blandos del cuerpo, ya que el sistema linfático tiene algún daño.

Horace fue intervenido en  el Hospital Jaramogioginga Odinga, en la ciudad de Kisumu, para retirarle el exceso de piel y comenzar así una vida normal.

“Cuando me levanté, me sorprendió que mi cuerpo fuera tan liviano, ahora era libre. Puedo nadar, correr, jugar al fútbol… toda la pesadez se ha ido”, dijo Opiyo, según lo difundido por el periódico británico Daily Mail.

Redacción: Leo.com.bo                                                              

Fuente: Agencias

09 Noviembre 2017

Los hombres que tiene el pene “torcido” tienen mayor probabilidad de padecer cáncer, revela un estudio reciente.

El pene curvo o la enfermedad de Peyronie (fibrosis del pene) produce una curvatura anormal en el pene durante la erección.

De acuerdo con Medline Plus, el cuerpo desarrolla un tejido cicatricial fibroso en el tejido profundo del pene.

No está claro qué lo produce, pero se cree que una fractura durante la relación sexual puede ser la causa o una lesión previa en el miembro.

Según un estudio publicado en Fertility & Sterility, presentado por la American Society for Reproductive Medicine, los pacientes de esta enfermedad tienen que batallar con un mayor riesgo de padecer cáncer.

Los investigadores analizaron datos de 1.5 millones de hombres y concluyeron que los que padecen la curvatura son más propensos a sufrir distintos tipos de cáncer.

Los hombres con fibrosis del pene tienen hasta un 40 % más de riesgo de sufrir cáncer testicular y estomacal, revelaron los resultados del estudio.

Este grupo también tiene un 29 % de riesgo de sufrir cáncer en la piel.

Como parte de la investigación, los expertos evaluaron los genes de los pacientes y de sus padres. La muestra arrojó que comparten los genes que aumentarían el riesgo de sufrir los diferentes tipos de cáncer.

Redacción: Leo.com.bo                               

Fuente: isalud.com

29 Octubre 2017

Es inevitable envejecer con el paso del tiempo, lo cual trae importantes modificaciones en nuestro organismo, mismas que no siempre son evidentes pero que si pueden generar un daño en la autoestima.

Es normal que con los años, nuestra morfología cambie, pues perdemos masa muscular, lo cual hace que nos veamos más delgados e incluso, pareciera que nos hemos encogido. Justamente eso es lo que le sucede a algunos de nuestros órganos, incluidos los del aparato reproductor.

Este cambio es absolutamente notorio en los caballeros, ya que el pene no se ve igual a los 30 que a los 60 años. Esto se debe a que conforme pasa el tiempo, los hombres entre más mayores, la cantidad de testosterona producida disminuye notablemente y esto generará que puedas sufrir de disfunción eréctil, entre otras cosas.

¿El pene puede disminuir su tamaño?

Los médicos aseguran que, generalmente, el tamaño del miembro no cambia; sin embargo, hay ciertos factores de estilo de vida como el fumar, el no alimentarse adecuadamente, sufrir de enfermedades como hipertensión o diabetes que sí puede hacer que reduzca su tamaño.

Los cambios que se acentúan con la edad es el cambio de color en la cabeza del pene, pues de ser rosa puede llegar a ser morado, debido a la disminución del flujo sanguíneo. También hay disminución de vello público, y si tu dieta es rica en grasas, el pene sí puede llegar a encogerse, tanto en longitud como en grosor, debido a que las arterias pequeñas que lo irrigan se llenan de sustancias que impiden su adecuado funcionamiento.

También está comprobado que un pene en erección en un adulto joven es mayor que en el de un hombre de más de 60 años, pues en promedio hay una variación de tres centímetros.

De igual modo, los testículos también disminuyen su tamaño cuando se llega a esa edad, aproximadamente unos 2,5 centímetros de diámetro.

Redacción: Leo.com.bo                              

Fuente: isalud.com

 

12 Octubre 2017

una buena salud íntima en ellos, y va más allá de su capacidad para obtener y mantener una erección, eyacular y reproducirse.

En efecto, los problemas del pene puede ser un signo de una condición médica subyacente; sin embargo, estos pueden afectar otras áreas de la vida de los hombres, causando estrés o problemas en la relación de pareja y en la autoestima.

Es muy importante conocer los signos y síntomas de los problemas del pene, así como las cosas que puedes hacer para proteger su salud. Los más comunes son:

Problemas de erección o eyaculación. La incapacidad para lograr y mantener una erección lo suficientemente firme para tener relaciones sexuales (disfunción eréctil), o, excepcionalmente, una erección persistente y dolorosa que usualmente no es causada por la estimulación sexual o la excitación (priapismo).

Infecciones de transmisión sexual. Las verrugas genitales, gonorrea, clamidia, sífilis y el herpes genital, son las más conocidas. Los signos y síntomas son dolor al orinar, secreción del pene y llagas o ampollas en el pene o en el área genital.

Problemas con el prepucio. Una condición conocida como fimosis se produce cuando el prepucio de un pene sin circuncisión no puede retraerse desde la cabeza del pene. En tanto, la parafimosis se produce cuando el prepucio no puede ser devuelto a su posición normal después de haber sido retraída.

Otras enfermedades. Una infección por levaduras puede causar una erupción rojiza y manchas blancas en el pene. La inflamación de la cabeza del pene (balanitis) puede causar dolor.

Otra es la enfermedad de Peyronie, que implica el desarrollo de tejido cicatrizal anormal en dentro del pene; podría dar lugar a erecciones dolorosas o dobladas.

El cáncer de pene, que podría comenzar como una ampolla en el prepucio, la cabeza o el cuerpo del pene y luego convertirse en un crecimiento similar a las verrugas.

Para evitar los problemas de esta índole sólo debes tener una vida sexual responsable, vacunarte contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), realizar actividad física, tener una buena higiene, y limitar el consumo de tabaco y alcohol.

Redacción: Leo.com.bo              

Fuente: isalud.com

02 Septiembre 2017

En el tema de la sexualidad, mucho se debate respecto a que si el tamaño del miembro viril es importante para tener una vida sexual plena. Pero hay otro rubro de la salud en que el en definitiva, ¡el tamaño sí importa!

De acuerdo a una investigación sobre estructuras moleculares, se descubrió que los telómeros, las regiones de ADN que se encuentran situados en los extremos de los cromosomas, deben tener ciertas características para que tengamos estabilidad genética.

En el estudio se llegó a la conclusión que los extremos de los telómeros deben ser rígidos, “como el plástico que hay al final de las agujetas”, lo cual ayuda a que no se pierda material genético importante durante el proceso de división de células.

Igualmente, se descubrió que en cuanto más cortos sean los telómeros, tendrás una esperanza de vida más corta, tu estado de salud no será el mejor y serás más propenso a padecer distintas enfermedades, en particular cáncer diabetes tipo II, así como colesterol alto, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, densidad ósea baja, demencia e infertilidad.

Y aunque no lo creas, los telómeros sí interfieren en la vida sexual, pues de acuerdo a otro estudio realizado por la Universidad de California, su longitud está relacionada con la frecuencia en la actividad sexual. Quienes los tienen más largos, vivirán su sexualidad más intensa y plenamente.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: imujer.com

25 Enero 2017

Roberto Esquivel Cabrera se sienta con dificultad. Se acomoda una y otra vez en la banqueta. Lo hace automáticamente, sin pensarlo, desde que su pene comenzó a crecer de manera desproporcionada. Hoy alcanza casi el medio metro de longitud, todo un récord.

Sin embargo, Cabrera vive en una constante contradicción. Por un lado, sabe que su vida sexual es y será completamente nula pese a su virilidad, y trabajar se le dificulta sobremanera. Pero tampoco quiere reducir el tamaño de su miembro. Prefiere no pasar por el quirófano, como ya se le recomendó.

De 54 años, este mexicano oriundo de Saltillo prefiere la fama al sexo. Sin embargo, ese también es su drama. El Libro de los Records Guinness no le reconoce su portación como la máxima medida en el mundo. "Soy famoso porque tengo el pene más grande del planeta", dijo Cabrera a Barcroft TV.

El hombre superó con creces a otro que creía tener el miembro más largo: se trata del actor norteamericano Jonah Falcon, cuyo pene alcanzaba los 24 centímetros flácido y 34 centímetros erecto. El de Cabrera tiene 48 centímetros.

Como consecuencia de esta incapacidad, el hombre debió dejar de trabajar y hoy vive de subsidios del Estado mexicano. "Estoy feliz con mi pene, no conozco a nadie que tenga el tamaño que yo tengo. Me gustaría estar en el libro de Guinness, pero ellos no reconocen este récord", se apena.

A pesar de las recomendaciones para que se operara, Cabrera quiere seguir siendo el "más macho". "No aceptó (la cirugía), quiere tener un pene más grande que el resto de las personas. En la cultura latina, quien tenga el pene más grande es más macho. Es algo que lo hace diferente del resto de la gente y lo hace sentir especial", señala Jesús David Salazar González, el médico que intentó convencerlo de reducir el tamaño de su miembro.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Tvnws

 

 

10 Octubre 2016

Es hora, señores, de dejar de preocuparse por el tamaño de su pene y más bien empezar a ponerle cuidado a la forma cómo lo usan, teniendo en cuenta la opinión de las mujeres.

Si bien para ustedes es el máximo símbolo de su poder de machos, lo cierto es que nosotras, por lo general, no logramos entender por qué ese apéndice les significa tanto.

La verdad, más que dedicarse a la contemplación de su querido amigo, deberían conocer a fondo los terrenos anatómicos femeninos en los que lo ponen en acción. Y lo digo porque ocho de cada diez mujeres afirman no percatarse de sus dimensiones cuando sus dueños se muestran entendidos en el cómo y en dónde estimular.

Por el contrario, muchas hemos sido testigos de buenos equipamientos (en términos de tamaño) con desempeños decepcionantes.

Otra petición que les hacemos es que entiendan que las curvas peneanas no están ahí por capricho de la naturaleza, sino para cumplir tareas muy nobles que se relacionan con el acople anatómico durante el aquello.

Por ejemplo, la pequeña curvatura hacia arriba permite hacer presión en la parte anterior de la vagina, donde se encuentra una zona erógena clásica que, si quieren, pueden llamar punto G y que, además, no está más allá de 5 centímetros, por lo que un instrumento corto puede ser muy eficiente.

No sobra también contarles que no pocas mujeres prefieren que este preciado apéndice sea más generoso en diámetro que en longitud.

Saben que las paredes vaginales anteriores están ricamente dotadas de terminaciones nerviosas que, al ser estimuladas por el roce con una estructura amplia, garantizan goce.

Y como en gustos no hay límites, a muchas mujeres les favorece una cabeza prominente (del pene, aclaro), porque al hincharse el glande durante la erección favorece con su asimetría el estímulo de ciertas zonas interiores que resultan placenteras.

Así que a sacarle provecho a lo que tienen y no olviden que si de longitud se trata, con solo 7.6 centímetros nos pueden ayudar a tener orgasmos de los de verdad.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Imujer.com

 

 

Últimas Noticias

Prev Next

San Ignacio de Velasco Brasileño es bale…

San Ignacio de Velasco Brasileño es baleado por dos sujetos en su casa

Al promediar las 10:20 de la mañana de ayer domingo, dos sujetos entraron en el...

ENTREVISTA: Reymi Ferreira 'El Mojón con…

Siguiendo una de sus pasiones, como es la escritura, el actual ministro de Defensa, Reymi...