Santa Cruz de la Sierra
19 Febrero 2018

La cantante de “Genie In The Bottle” demostró a sus más de 4 millones de fans en Instagram que no tiene nada que envidiarle a las veinteañeras.

En su más reciente publicación, la artista, que se encuentra trabajando en su nuevo disco, posa desnuda dentro de una bañera con espuma.

En la foto en blanco y negro se le ve de lado con la cabeza inclinada hacia atrás.

La imagen sobrepasa los 362,000 “likes” en la red social.

Xtina, como se hace llamar en Instagram, suele ser reservada con el tipo de fotos que comparte. Por esto ésta ha sido tomada con sorpresa por sus seguidores.

¿Será que tiene que ver con el concepto de su nueva producción? Ya lo sabremos.

Redacción: Leo.com                   

Fuente: Teleshow

16 Febrero 2018

Cuando el doctor Rangan Chatterjee, de Reino Unido, recibió por primera vez a un chico de 16 años que se había autolesionado y había acabado en urgencias, lo primero que pensó fue en darle antidepresivos.

“Pero hablé con él y me pareció que su uso de las redes sociales estaba teniendo un impacto negativo en su salud”.

Así que en lugar de medicarlo le propuso una solución simple: debía intentar desengancharse de las redes sociales.

Al principio eliminando su uso una hora antes de acostarse y, con el paso de varias semanas, aumentándolo a dos horas por la mañana y dos horas antes de irse a dormir.

“Después de seis meses dijo que se sentía significativamente mejor y recibí una carta de su madre que decía que estaba más contento en el colegio y más integrado en la comunidad”.

Ese y otros casos similares han llevado a Chatterjee a cuestionar el papel que las redes sociales juegan en las vidas de los niños y de los jóvenes. Y no es el único.

Un “vínculo intrínseco” con la salud mental

Hace unas semanas un centenar de expertos en bienestar infantil de Estados Unidos le pidieron a Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, que cerrara Messenger Kids, una aplicación desarrollada específicamente para niños de 6 a 13 años, argumentando que es una plataforma irresponsable.

Un estudio de 2017 de la Royal Society of Public Health de Reino Unido, con 1,500 jóvenes de 11 a 25 años, concluyó que Snapchat e Instagram eran las redes sociales que con mayor probabilidad inspiraban sentimientos de ansiedad y de ser inadecuado.

Siete de cada diez dijeron que Instagram les hacía sentirse peor sobre su imagen corporal, la mitad dijo que Instagram y Facebook exacerbaban su ansiedad y dos tercios que Facebook empeoraba el ciberacoso.

Shirley Cramer, que lideró el estudio, concluyó que las redes sociales ahora están “intrínsecamente vinculadas a la salud mental“.

“Se han convertido en el espacio en el que formamos y construimos relaciones, nos expresamos y aprendemos del mundo que nos rodea”.

Aunque Facebook, Twitter e Instagram oficialmente prohíben cuentas de menores de 13 años, en la práctica no pueden verificar la edad de sus usuarios, y ese es uno de los problemas que las autoridades británicas de la salud le han planteado a las redes sociales.

Según un estudio de 2017 de la entidad británica que regula los medios de comunicación, la mitad de los niños del país de 11 y 12 años tenían un perfil en alguna de esas redes sociales.

“Algunos niños pierden o rompen a propósito sus celulares”

La psiquiatra Louise Theodosiou ha notado un aumento de los casos en los que las redes sociales son un factor que contribuye a la depresión, ansiedad y otros problemas mentales en menores.

Los problemas son variados y complejos: van desde la adicción a las plataformas de juego y a las redes sociales hasta el ciberacoso, pasando por la incidencia de sentimientos de ser inadecuado, causados por el bombardeo constante de imágenes de las vidas de otras personas.

“En las últimas dos semanas he visto a dos niños que pidieron más citas por culpa del ciberacoso”, le dijo la psiquiatra a la BBC, “algunos niños pierden o rompen a propósito sus celulares para acabar con los mensajes que los angustian”.

Según Theodosiou, el ciberacoso puede tener un efecto más intenso que el acoso en el patio escolar.

“Cualquier acoso fuera de internet está limitado a un ambiente concreto, pero en la computadora, en casa, es como si fueras acosado en tu propia habitación“.

Otro de los grupos de menores que más le preocupan, aunque “afortunadamente” los casos son “raros”, es el de los niños que dejan de salir por su adicción a las redes sociales, a las plataformas de juego o a ambas.

Estos niños con frecuencia se niegan a salir para ir a las citas con el psiquiatra, así que los distintos profesionales de la salud tienen que hacerles visitas en casa para lidiar con el problema.

Puede tomar meses convencerlos de que salgan de la habitación.

“Estos chicos viven en un mundo de ficción, a veces para detrimento de su salud física. Pueden tener un problema físico, como un dolor de muelas, pero aún así no quieren dejar sus mundos virtuales”, dijo Theodosiou.

Según la experta, incluso para los niños cuyo uso de las redes sociales se considera normal, hay peligro en la manera en que internet se ha convertido en un canal para acceder a las vidas de los otros, incluidas las celebridades.

“Los jóvenes tienen la necesidad de mirar compulsivamente a los otros y se disgustan porque sienten que sus vidas no son así”, comentó la psiquiatra, “mi impresión es que creen que sus amigos tienen vidas mejores que las suyas, aunque solo vean una versión idealizada de las vidas de los otros”.

¿Qué pueden hacer los padres?

La psiquiatra ha visto también lo difícil que esta experiencia puede ser para los padres. Ha oído el caso de algunos que duermen con el router para asegurarse de que sus niños no se conecten a la red inalámbrica en medio de la noche.

Estas son algunas recomendaciones que expertos y padres han compartido:

    Supervisa cuánto tiempo se pasan los niños en internet y asegúrate de que no interfiere con actividades como socializar, comer, dormir o hacer ejercicio.

    Considera prohibir los aparatos electrónicos durante las comidas y una hora antes de dormir.

    Habla regularmente con los niños sobre lo que hacen en internet, qué compartieron hoy, de quién se hicieron amigos y cómo les afecta a su estado de ánimo.

    Recuerda que Facebook, Twitter e Instagram son para mayores de 13 años. Con los niños más pequeños considera tener acceso regular a sus contraseñas para supervisar contenido.

    Anima a los niños a utilizar Internet con fines creativos: para ayudar con los deberes o para crear su propio contenido.

Redacción: Leo.com                   

Fuente: BBCMundo

11 Febrero 2018

La siempre sexy, Maribel Guardia, volvió a levantar suspiros entre sus seguidores de Instagram al publicar una foto posando tan solo con una camiseta que dejó en evidencia que no llevaba puesto brasier.

“En #chihuahua coqueteando con el espejo. Hoy en la noche @arpiasobra dos funciones”, escribió la costarricense al pie de la instantánea que en pocas horas consiguió más de 50 mil ‘Me Gusta’ y cientos de piropos en la famosa red social.

“Con todo respeto, que dama tan sensual y bella”, “Usted coquetee todo lo que quiera mi reina, hermosa como siempre”, “Una gran belleza que Dios la bendiga y conserve esa gran belleza”, “Wooow sexy mamacitaaaa”,  fueron tan solo algunos de los halagos que le escribieron sus fans a la actriz y cantante de 58 años de edad.

Sin duda alguna, Maribel Guardia se encuentra en una de las mejores etapas de su vida, y esto también se ve reflejado en su figura.

Redacción: Leo.com

Fuente: Teleshow

10 Febrero 2018

Unas 3,000 millones de personas, en torno al 40% de la población mundial, utiliza las redes sociales digitales y se calcula que cada una dedica dos horas al día.

¿Podría ser que estuviéramos sacrificando por ellas nuestra salud mental y bienestar, además de nuestro tiempo?

Puesto que las redes sociales son relativamente nuevas para nosotros son pocas las conclusiones definitivas.

Las investigaciones disponibles se basan principalmente en gente que cuenta sus propias experiencias, lo que muchas veces no es fiable, y la mayoría de estudios se centran en Facebook.

BBC Future repasa algunos de los principales hallazgos de la ciencia en torno a 11 aspectos: estrés, humor, ansiedad, depresión, sueño, adicción, autoestima, bienestar, relaciones, envidia y soledad.

Estrés

En 2015, investigadores del Pew Research Center de Washington trataron de averiguar si las redes sociales producen más estrés del que alivian.

En un estudio con 1,800 personas, las mujeres afirmaron estar más estresadas que los hombres. Twitter resultó ser uno de los causantes principales, ya que incrementaba la conciencia que ellas tenían del estrés de otros.

Pero esta red social también actuaba como un mecanismo de ayuda, y cuanto más lo usaban las mujeres, menos estrés sufrían.

Tal efecto no se detectó en los hombres, de los que los responsables del estudio dijeron que mostraban una relación más distante con las redes.

En general, los investigadores concluyeron que estas estaban “moderadamente vinculadas a niveles más bajos de estrés”.

Humor

Investigadores de Austria encontraron en 2014 que los participantes de su estudio que habían estado usando Facebook mostraron en los 20 minutos posteriores un más bajo estado de ánimo que aquellos que habían estado navegando por otros sitios de Internet.

La investigación sugirió que se encontraban así porque veían el rato pasado en Facebook como una pérdida de tiempo.

El buen o mal humor también podría diseminarse a través de las redes sociales, según investigadores de la Universidad de California que evaluaron la carga emocional de más de 1,000 millones de actualizaciones de estado de más de 100 millones de usuarios de Facebook entre 2009 y 2012.

Ansiedad

Un estudio publicado en la revista Computers and Human Behaviour (Computadoras y comportamiento humano) reveló que los individuos que decían usar siete o más plataformas diferentes de redes sociales tenían más del triple de probabilidades de mostrar síntomas de ansiedad severa que aquellas que solo usaban dos.

Sin embargo, no está claro que las redes sociales provoquen ansiedad ni, si lo hacen, cómo lo hacen.

Depresión

Un trabajo que tomó como sujetos a más de 700 estudiantes encontró que los síntomas depresivos, como el bajo estado de ánimo o sentimientos de falta de autoestima y esperanza, estaban asociados a la calidad de las interacciones en línea.

Los investigadores hallaron que estos síntomas se daban en mayor medida en los usuarios que informaban tener más interacciones negativas.

Un estudio similar estableció en 2016, esta vez a partir de una muestra de 1,700 personas, que quienes usan más plataformas de redes sociales tienen un riesgo tres veces mayor de sufrir depresión y ansiedad.

Sus autores sugirieron que los motivos de esto iban desde haber sufrido episodios de ciberacoso, una percepción distorsionada de las vidas de los demás y sensaciones como la de que el tiempo dedicado a las redes sociales es tiempo malgastado.

No obstante, los científicos están investigando cómo las redes sociales pueden utilizarse para diagnosticar la depresión, lo que podría ayudar a quienes lo necesitan a recibir antes un tratamiento.

Sueño

Los seres humanos acostumbrábamos a pasar las noches en la oscuridad, pero ahora estamos rodeados de luces artificiales día y noche. Los estudios han demostrado que esto puede inhibir la producción de una hormona llamada melatonina, que el cuerpo genera para facilitar el sueño.

La luz azul que emiten los celulares y las computadoras son consideradas las principales culpables.

En la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, le preguntaron en 2017 a un grupo de 1,700 personas de entre 18 y 30 años sobre sus redes sociales y sus hábitos de sueño.

Los responsables de la encuesta detectaron una relación entre las primeras y los trastornos de insomnio, y concluyeron que la luz azul de los dispositivos era una de las causas.

La frecuencia con la que accedían a las redes era el factor más determinante a la hora de predecir los problemas de sueño, más que el tiempo que los sujetos permanecían conectados, lo que llevó a los investigadores a hablar de una posible “obsesión por el chequeo” de las cuentas personales en las redes.

Adicción

La adicción a las redes sociales no figura en el último manual para el diagnóstico de desórdenes mentales.

Y si la adicción a las redes existe, se trataría de una especie de adicción a Internet, lo que sí es un trastorno catalogado.

En 2011, Daria Kuss y Mark Griffiths, de la Universidad Nottingham Trent, en Reino Unido, analizaron 43 estudios previos sobre el tema y llegaron a la conclusión de que la adicción a las redes sociales es un problema mental que “podría” requerir tratamiento profesional.

Se encontraron con que un uso excesivo iba asociado a los problemas en las relaciones personales, un peor rendimiento académico y una menor participación en comunidades reales y no virtuales.

También comprobaron que entre quienes podrían ser más vulnerables a las adicciones a las redes sociales se incluían los individuos ya enganchados al alcohol, los muy extrovertidos y quienes recurrían a ellas como medio para compensar sus escasos lazos con otras personas en la vida real.

Autoestima

Los sitios que albergan las redes sociales hacen que más de la mitad de sus usuarios sientan que no están a la altura, y, de acuerdo con un estudio llevado a cabo entre 1,500 personas por Scope, una organización en pro de los derechos de los discapacitados, la mitad de los encuestados de entre 18 y 34 años dijeron que les hacían verse como no atractivos.

Un estudio de 2016 de la universidad estadounidense Penn State indicó que ver las fotos de otras personas podría menoscabar la autoestima de los usuarios porque tienden a compararse esa otra gente que parece de lo más feliz en las redes.

Otro proyecto común de las universidades de Strathclyde de Iowa y Ohio mostró que las mujeres se comparan negativamente con las imágenes que de sí mismas toman y publican otras mujeres.

Pero no son solo las selfies lo que puede minar la autoestima de los usuarios. Un estudio entre 1,000 usuarios suecos de Facebook reveló que las mujeres que pasan más tiempo en las redes se mostraban menos felices y confiadas.

Bienestar

En un estudio de 2013, los investigadores enviaron mensajes a los participantes cinco veces diarias durante 14 días, preguntándoles cómo se sentían y cuánto habían usado Facebook desde la recepción del último mensaje.

Cuanto más tiempo habían pasado en el sitio, peor se encontraban después. También se apreció una mayor caída de su satisfacción vital con el paso del tiempo.

Pero otro trabajo reveló que, para otras personas, las redes sociales pueden favorecer su bienestar. En general, los efectos de las redes sociales digitales en el bienestar de las personas son todavía ambiguos.

Esa es la conclusión a la que llegó el año pasado un equipo de investigadores holandeses. Con todo, estos científicos señalaron que hay evidencias más claras respecto a un grupo determinado de gente: las redes tienen un impacto más negativo en los individuos socialmente aislados.

Relaciones

De acuerdo con las conclusiones de un pequeño estudio, solo la mera presencia de un celular puede interferir en nuestras interacciones, sobre todo, cuando estamos hablando de un tema importante.

Los investigadores de la Journal of Social and Personal Relationships (Revista de Relaciones Sociales e interpersonales) encargaron a 34 parejas de desconocidos que mantuvieran una conversación de diez minutos sobre algún hecho interesante que les hubiera ocurrido recientemente.

Cada pareja se sentó en una cabina privada. La mitad de esas cabinas tenían un teléfono sobre una mesa.

Quienes tuvieron un teléfono a la vista mostraron una respuesta menos positiva cuando después se les preguntó por su interacción con la persona con la que hablaron. Tuvieron conversaciones menos significativas y mostraron menos cercanía con su pareja que el resto de participantes en el estudio, en cuyas cabinas se había colocado un libro en lugar de un teléfono.

Las relaciones sentimentales tampoco son inmunes.

Expertos de la Universidad de Guelph, en Canadá, estudiaron en 2009 el comportamiento de 300 individuos con edades comprendidas entre los 17 y 24 años, centrándose en los celos que sentían cuando usaban Facebook y haciéndoles preguntas como: “¿Cuán probable es que te sintieras celoso después de que tu pareja añadiera a su muro una foto de una persona desconocida del sexo opuesto?”.

Las mujeres pasan mucho más tiempo en Facebook que los hombres y se muestran mucho más celosas cuando lo hacen.

Envidia

En un estudio en el que tomaron parte 600 adultos, en torno a un tercio de ellos dijeron que las redes sociales les inspiraban sentimientos negativos, mayoritariamente de frustración, y que la envidia era la razón de ello.

Esto lo provocaba la comparación entre sus vidas y las de otros, culpa, sobre todo, de las fotos de sus viajes que colgaban otros usuarios.

Sentirse envidioso ocasiona una “espiral de envidia”, en la que la gente reacciona a sus propios celos llenando sus perfiles de imágenes del mismo tono que los motivaron.

Soledad

Un trabajo publicado el pasado año en la American Journal of Preventive Medicine (Revista Americana de Medicina Preventiva) observó a 7,000 sujetos de 19 a 32 años y comprobó que los que más tiempo pasaban conectados a las redes sociales tenían el doble de probabilidades de experimentar aislamiento social, lo que podía manifestarse en una falta de sentido de pertenencia, empatía con los otros y relaciones satisfactorias.

Un mayor uso de las redes sociales podría desplazar las interacciones cara a cara y hacer que la gente se sienta excluida en la vida real.

Conclusiones

Quedan demasiados campos no lo bastante conocidos todavía como para extraer conclusiones definitivas.

Pero las evidencias apuntan en una dirección: las redes sociales afectan a las personas de manera diferente, dependiendo de condiciones preexistentes y de sus características personales.

El uso excesivo que algunos hacen es probablemente desaconsejable.

Pero sería erróneo afirmar que son definitivamente algo malo porque es innegable que han traído beneficios a nuestras vidas.

Redacción: Leo.com

Fuente: BBCMundo

06 Febrero 2018

El MAS apunta a reforzar las habilidades de sus bases en Facebook para encarar la “guerra digital” en el plano político, puesto que sabe que es la red social con mayor número de usuarios en Bolivia. Así lo expresaron los diputados oficialistas Franklin Flores y Elmar Callejas.

Los legisladores del oficialismo coincidieron en que la oposición hasta el momento ha sobrepasado al MAS en su actividad en redes sociales. Incluso Callejas mencionó que perdieron la batalla hace dos años en el referendo del 2016.

Sin embargo, ahora el MAS busca capacitar a sus bases en el manejo de las redes sociales para difundir para “combatir políticamente a la derecha boliviana y a la derecha internacional”, dijo Flores.

El diputado Flores explicó que, de acuerdo a los datos que maneja el oficialismo, el 95% de las personas que tienen teléfono celular usan el Facebook, el 40% maneja Twitter, y otro porcentaje usa otras redes como Instagram, pero recalcó que la más influyente es Facebook y que se debe tomar en cuenta esos datos para delinear la estrategia comunicacional.

Callejas coincidió en que Facebook es la red social con mas usuarios e influencia en Bolivia y que los esfuerzos se deberían enfocar en ese sentido, aunque indicó que tampoco el Twitter deja de ser importante.

Flores explicó que para capacitar a las bases en el manejo de las redes se acudirá a las radios y canales de televisión comunitarios. Indicó que hay profesionales afines al MAS que deberían ir a realizar ese trabajo a los sectores rurales y dar orientación a los comunarios.

El asambleísta Callejas indicó que la transmisión de las habilidades se realiza también de persona a persona, es decir que en las comunidades alguien que sabe manejar las redes simplemente enseña a los demás.

El diputado Lino Cárdenas acotó que los mensajes que emitirán los oficialistas en redes sociales no serán mentiras, sino se tratará de contenidos propositivos.                      

De parte de la oposición, el senador Arturo Murillo manifestó que hay desesperación del MAS en el anuncio de “guerra digital”, y que más bien deberían pensar en la guerra contra las drogas, la pobreza y la corrupción. Dijo que el oficialismo ya tiene perdida la guerra en redes sociales.

Redacción: Leo.com

Fuente: Erbol

09 Febrero 2018

¿Quién no ha caído en la popular broma de los gemidos? Estamos distraídos en alguna de nuestras redes sociales cuando nos llega un mensaje en forma de video interesante, lo abrimos y de repente empiezan a sonar una serie de gemidos sexuales que nos hacen quedar como todos unos depravados en frente de quien estemos. Algo bastante gracioso, pero si esto llegase a suceder en un momento cumbre de tu vida ¿qué harías?

Esto fue lo que sucedió en una boda en Brasil, cuando el padre llevaba a su hija a manos del novio la marcha nupcial fue interrumpida por los populares gemidos, la gente no pudo hacer más que disimular y reírse. Esta pareja jamás imaginó que su boda sería arruinada por una “broma de gemidos”. El video es viral en Facebook.

Redacción: Leo.com

Fuente: Elfarandi

05 Febrero 2018

Kylie Jenner ha confirmado lo que ya era un secreto a voces: su debut en la maternidad que durante los primeros meses de su embarazo había conseguido mantener en secreto.

Recurriendo a su cuenta de Instagram, la misma que en los últimos tiempo había dejado de lado, la joven de 20 años ha anunciado el nacimiento de su primera hija junto al rapero Travis Scott, el pasado jueves, unos días después de que comenzaran a circular los rumores acerca de su supuesto ingreso en el hospital para dar a la luz.

En el comunicado que ha compartido con todos sus seguidores, la recién estrenada mamá hace hincapié en que su decisión de no compartir por una vez un momento tan especial de su vida no ha respondido a una cuidada estrategia para monetizar el nacimiento de su retoño.

“Siento haberlos mantenido en la más absoluta ignorancia durante todas las especulaciones y demás. Soy consciente de que están acostumbrados a acompañarme en todos mis viajes“, arranca el mensaje de Kylie. “Mi embarazo ha sido uno que he elegido no realizar frente al resto del mundo. Sabía sin que nadie me lo dijera que necesitaba prepararme para este papel, uno que durará toda una vida, de la forma más positiva y sana posible, sin estrés. No hubo ningún gran momento de revelación, ni nada por el estilo planeado de antemano. Sabía que mi hija sentiría todo el estrés y cada una de mis emociones, así que tomé la decisión de hacerlo así por mi pequeñina y por nuestra felicidad“, apunta, desmontando así las teorías acerca de que vaya a realizar una gran exclusiva millonaria o un futuro episodio especial al respecto en el reality familiar.

Al mismo tiempo, Kylie también ha confirmado el sexo de su bebé, que tal y como se había asegurado ya ha resultado ser una niña, y ha querido agradecer el apoyo de sus familiares y amigos a la hora de preservar su intimidad, aún a costa de medir cada una de sus palabras en público o incluso de mentir.

“Mi preciosa y perfecta niñita llegó al mundo el pasado 1 de febrero y no podía esperar más para compartir esta noticia. Nunca había sentido un amor y una felicidad parecidas, es como si estuviera a punto de estallar. Gracias por comprenderlo“, concluye.

Redacción: Leo.com

Fuente: Teleshow

02 Febrero 2018

Una extravagante bisabuela japonesa armada con una cámara fotográfica y ganas de divertirse causa furor en internet con sus selfis disparatados en los que aparece disfrazada de perro, sobre una escoba como Harry Potter o simulando un atropello.

Kimiko Nishimoto, que pronto cumplirá 90 años, cuenta con más de 41.000 seguidores en la red social Instagram, un éxito conquistado en sólo dos meses gracias a los divertidos posados que comenzó a publicar regularmente en noviembre.

Nacida en 1928, el año de la coronación del emperador Hirohito, Kimiko descubrió tardíamente la fotografía, tras una vida como ama de casa. Pero, cuando comenzó a tomar clases a los 72 años, fue un flechazo.

“Amo mi cámara de fotos”, dice a la AFP la todavía octogenaria en su casa de Kumamoto, en el suroeste de Japón. “La guardo junto a mi cama cuando duermo, por si acaso. Siempre la tengo cerca de mí”, confiesa.

Diez años más tarde, organizó su primera exposición en su ciudad natal.

Pero su reciente irrupción en el mundo de las redes sociales propulsó su nombre mucho más allá de las fronteras de la provincia donde vive. En diciembre, fue honrada en Tokio donde muchos seguidores acudieron a la galería donde presentaba sus obras.

“Al principio no sabía que mis fotos eran tan populares”, cuenta con una sonrisa de oreja a oreja. “No es que yo intente sorprender a la gente, simplemente tomo las fotos que encuentro divertidas”, explicó.

En las imágenes aparece con la cara desencajada de angustia tras fingir que cayó de su bicicleta, llorando porque que está a punto de ser atropellada o gritándole a una bandada de cuervos negros furiosos que supuestamente la atacan.

“Nunca me he herido sacando fotos”, asegura. “No creo que me este poniendo realmente en peligro”.

– ‘El secreto de la felicidad’ –

Ella misma gestiona su cuenta de Instagram a partir de su teléfono móvil y maneja programas de edición, al punto de que en algunas fotos aparece “levitando” ante el altar que recuerda a su difunto marido.

“Mi esposo murió hace cinco años pero todavía hoy en día le sigo mostrando mis fotos”, dice la anciana, que tiene tres nietos y seis bisnietos. “Él siempre me apoyaba en todo lo que decidiera hacer”, afirma.

Ahora Kimiko Nishimoto vive sola, con la única compañía de un robot semiandroide tipo Pepper que le regaló su hijo.

Pero en los últimos días no ha tenido tiempo para hablar con el pequeño robot blanco.

“¡Ay! No lo he encendido desde hace un tiempo. ¡Esta cosa es más una molestia que otra cosa!”, explica.

Prefiere dedicarse a sus puestas en escena. Después de revisar el material que tiene en su estudio, se disfraza de perro y se encadena a un poste en su jardín. Después, inmortaliza la escena accionando la cámara con un control remoto.

“Las ideas no me viene de repente a la mente”, señala. “Pero cada vez que voy a un lugar, me imagino de qué manera divertida podría vestir yo ese lugar”.

“Para decir la verdad, yo no pienso en el sentido profundo para mí”, agrega la anciana. “Yo simplemente quiero traer alegría. Este es el secreto de mi felicidad y me gustaría seguir mientras esté con vida”, dijo. AFP

Redacción: Leo.com

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

La posición sexual que te ayudará a qued…

La posición sexual que te ayudará a quedar embarazada

Si tú y tu pareja están seguros de dar el siguiente paso y convertirse en...

A los 67 años, Jane Seymour posó para Pl…

A los 67 años, Jane Seymour posó para Playboy

La actriz inglesa Jane Seymour, nombrada Oficial de la Orden del Imperio Británico en el...

Los cigarros mentolados podrían ser peor…

Los cigarros mentolados podrían ser peor que los normales

Hacen que inhalarlos sea más cómodo y, muchas veces, se comercializan para fumadores más jóvenes...